Publicado por marketing El 21 - diciembre - 2017 Sin comentarios

Para los aficionados a la ciencia ficción, la inteligencia artificial tal vez les recuerde a robots como el C-3PO, el androide dorado y locuaz, pero inofensivo, de Star Wars, o Skynet, de las películas de Terminator, un ordenador calculador y sensible que subyugó a la humanidad. Sin embargo, la IA es algo más que la máquina con inteligencia de nivel humano que los científicos esperan crear algún día. Es un conjunto de algoritmos y tecnologías que ya están detrás de muchas tareas de la vida cotidiana.

Cuando Google Fotos agrupa imágenes de personas usando el reconocimiento facial, la aplicación emplea las técnicas de aprendizaje profundo de la IA. Los chatbots que hablan con usted en Yahoo, Facebook y otros sitios utilizan la IA. Alibaba recurre al aprendizaje profundo para encontrar un bolso que corresponda al de la imagen que usted subió al sitio de compras de la empresa. Los asistentes digitales como Siri, Alexa, Cortana y Google Assistant utilizan la IA para proporcionar información o realizar tareas.

Los avances continúan. Las computadoras hoy en día son capaces de generar una imagen que el 40% de las personas confundiría con la fotografía de un rostro, observa Lukasz Kaiser, científico investigador senior de Google Brain, que habló recientemente en el congreso Fronteras de la IA, en el Valle del Silicio. Anteriormente, las computadoras sólo conseguían engañar a cerca de 1/10 de las personas. “Estamos muy cerca de generar fotos que se parecen a caras reales”. La IA también puede hacer búsquedas y consultar páginas web para crear un artículo, por ejemplo, la biografía de alguien, sobre la base de todo lo que está disponible en Internet, dijo Kaiser.

Hay muchas empresas que se están sumando al desarrollo de la IA. Frank Chen, socio de Andreessen Horowitz, una importante empresa de capital riesgo, dijo que muchas de las cerca de 1.500 startups que su empresa supervisa anualmente empezaron a dedicarse a la IA hace dos años. “Ahora, del 60% al 70% de esas empresas se auto identifican como startups de IA”, dijo durante el congreso. Chen predijo que la IA se volvería tan común entre las empresas como las bases de datos debido a su gran utilidad. Las bases de datos son “tan útiles que han sido utilizadas por todas las aplicaciones, con la IA sucede lo mismo”, añadió. “La IA se usará en todas partes”.

Chen añadió que los inversores pronto dejarán de buscar específicamente startups de IA y, en lugar de eso, partirán del supuesto de que todas las startups van a usarla de algún modo. Es la misma trayectoria seguida por la tecnología móvil y la computación en la nube. En 2009, ser nativo de la nube era “nuevo y diferente”, y las startups también comenzaron a distanciarse de los escritorios e identificarse principalmente con el medio móvil. “Ahora, siempre que vemos una startup que no es nativa de la nube y que no es sobre todo móvil, nos preguntamos: ¿Cuál es su problema? La IA está pasando exactamente por la misma situación”, dijo.

Artículo de knowledgeatwharton.com.es. [Pinche aquí para leer el artículo completo].

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page