Publicado por marketing El 4 - noviembre - 2015 Sin comentarios

ITV-AECALa crisis de Volkswagen está siendo aprovechada por unos y otros para poner en tela de juicio la credibilidad del sistema de control de los vehículos y acusar de negligentes tanto a la administración como a los encargados de las inspección , cuando aquí el único culpable de este enorme fraude no es otro que el hasta ahora reputado fabricante Alemán.

En Europa los vehículos han de tener una homologación antes de su puesta en circulación, cuyas especificidades técnicas están fijadas por directivas europeas y reglamentos internacionales, al contrario que en EEUU, donde los vehículos se ponen directamente en el mercado bajo la única responsabilidad del fabricante. La concesión de la homologación corresponde al Ministerio de Industria. La ley prevé duras sanciones a los fabricantes que incumplan las disposiciones en materia de homologación.

En el caso que nos ocupa, Volkswagen, tal y como el fabricante ha admitido, instalo un software ilegal que cuando detecta que el vehículo está en movimiento mejora sus prestaciones a costa de contaminar 40 veces mas de lo permitido en lo que a Nox ( óxidos nitrosos) se refiere. Durante su vida útil , los vehículos han de someterse a inspecciones periódicas al objeto de comprobar que están adecuadamente mantenidos y que conservan las características con las que se pusieron en circulación.

En España este cometido está encomendado a las estaciones de ITV. Tal como exigen en la normativa vigente, las ITV son entidades independientes que no tienen relación ni conflicto de interés alguno con actividades relacionadas con los vehículos que inspeccionan (fabricación, comercio, entre otras).

Las ITV realizan las inspecciones conforme a lo dispuesto en el ‘manual de procedimientos de inspecciones de las estaciones de ITV’, editado por el Ministerio de Industria con colaboración con las Comunidades Autóctonas, siguiendo las directrices mascadas por la UE.

Dado su carácter oficial las ITV no pueden apartarse de estas normaS y procedimientos legalmente establecidos. Por ello, conviene dejar claro que las ITV no tienen margen de maniobra alguno para realizar investigaciones que les lleve a detectar si los vehículos llevan instalados programas informáticos o dispositivos para falsear las pruebas de emisiones contaminantes. La realización por parte de las ITV de controles distintos de los previstos en el manual de Procedimientos de Inspección podría dar lugar a responsabilidades frente a los usuarios y la administración pública.

Si a raíz de la crisis de Volkswagen las pruebas de emisiones contaminantes , las emisiones a controlar y/o los valores permitidos fuesen modificados, las ITV españolas han demostrado con creces que tienen capacidad técnica suficiente para adecuar sus actuaciones a las nuevas directrices. De hecho, ya se están adaptando a los nuevos requerimientos que la aún no traspuesta directiva 2014/45/CE , sobre control técnico periódico de los vehículos,  establece respecto a la inspección de los sistemas de seguridad y medioambientales controlados electrónicamente instalados en los vehículos.

Una vez traspuesta, los fabricantes estarán obligados a poner a disposición de las ITV los datos necesarios para que los inspectores puedan acceder a la centralita electrónica del vehículo y comprobar que sistemas de seguridad como los airbags, ABS o ESP, y de control medioambiental  como los catalizadores o sondas, estám instalados y funcionan correctamente.

Poner en duda la credibilidad de todo un sistema por no haber detectado un fraude cometido por un fabricante es cuanto menos una irresponsabilidad. En el caso de las ITV su utilidad está suficientemente demostrada a través de numerosos estudios realizadas por universidades de reconocido prestigio que, entre otras cuestiones, han calculado la cantidad de accidentes de tráfico, heridos y muertos en carretera que las ITV evitan, obligando a reparar vehículos cuyas deficiencias técnicas ponen en peligro la vida de su propio conductor, y la del resto de los usuarios de la vía pública.

Luis Ángel Gutiérrez Pando, Ingeniero Industrial presidente AECA-ITV

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInEmail this to someonePrint this page