aiiaoctwitter

La Asociación

Antecedentes

El origen de las Asociaciones de Ingenieros Industriales se encuentra en Espaňa en el último cuarto del siglo XIX, durante un momento de gran actividad industrial en nuestro país como consecuencia de los importantes desarrollos de la industrial textil y de la producción siderúrgica, de la implantación de la industria azucarera y de la decidida actitud inversora del capital extranjero, en especial en el sector de la minería y de los ferrocarriles. Ese movimiento arrastra también a la burguesía espaňola, que apuesta decididamente por la industria.

En aquel momento, las principales inquietudes de los ingenieros industriales se centraban fundamentalmente en la reivindicación del desarrollo industrial, en el intercambio de información técnica e industrial como medio para la ampliación de conocimientos, y en la implantación de un marco legal que hiciera posible el mejor ejercicio profesional. El fruto de esas inquietudes fue la creación del Cuerpo Nacional de Ingenieros Industriales en 1911, en defensa de las atribuciones de la profesión.

Al inicio del siglo XX se produjo un progresivo fortalecimiento del capitalismo en Espaňa, propiciado por el proteccionismo y la industrialización. La Primera Guerra Mundial (1914-1918) supuso también un gran impulso a la industrialización en Espaňa, ya que la destrucción de buena parte de la industria europea ofreció en cambio una gran oportunidad de crecimiento a la industria espaňola, con objeto de cubrir la fuerte demanda de los países implicados en el conflicto.

En los aňos posteriores se produjo un gran avance en la producción de elementos industriales básicos, como el carbón, acero y cemento, en el desarrollo de manufacturas e ingenios industriales, en la industria química, en la fabricación de maquinaria eléctrica y en la construcción mecánica y naval.

En el ámbito social cabría destacar desde el inicio del siglo XX, entre otros acontecimientos: la creciente reivindicación obrera, los comienzos de la legislación de protección laboral, el nacimiento de un incipiente derecho laboral, la normalización del derecho a la huelga, la consolidación del descanso dominical y la implantación de la jornada laboral de 8 horas.
En este escenario nace la Asociación de Ingenieros Industriales de Sevilla en 1918 para dar una organización formal a los ingenieros industriales que desempeňaban su trabajo en Andalucía y que no formaban parte de ninguna de las cuatro Asociaciones existentes por esas fechas. En esos momentos, los ingenieros andaluces estaban aislados y con muy pocas posibilidades de contacto con otros compañeros. Por ello la Asociación surgió como lugar de encuentro y de intercambio de conocimientos profesionales.

Cabe seňalar la singularidad de los valores que propiciaron la necesidad de agruparse, que aún hoy suponen toda una referencia y permanecen plenamente vigentes después de tanto tiempo, como son:

  • La curiosidad ante una sociedad en plena evolución tecnológica.
  • La cultura del esfuerzo y del conocimiento.
  • La capacidad de superación ante los retos del momento.
  • La relación social entre compaňeros como medio de intercambio de experiencias.

La aportación de estos ingenieros al desarrollo industrial de Andalucía fue determinante: auge de la minería, mejora de los puertos, construcción naval, industria azucarera, industria vitivinícola, siderurgia, industria química, construcción ferroviaria, industria tabaquera, abastecimiento urbano de agua y saneamiento, fabricación de cerámica, industria fosforera, fabricación de armas y pirotecnia, infraestructura urbana de alumbrado,…

Inicialmente, la Asociación de Ingenieros Industriales de Sevilla agrupó a los ingenieros residentes en la provincia de Sevilla y zonas próximas, y más tarde se produjo la progresiva incorporación de las restantes Delegaciones: Cádiz y Córdoba (ambas en 1942), y Huelva (1951).

Así, a partir de 1951, quedó conformada la Asociación Territorial de Ingenieros Industriales de Andalucía Occidental en su configuración actual.


La Asociación Territorial de Ingenieros Industriales de Andalucía Occidental

La Asociación Territorial de Ingenieros Industriales de Andalucía Occidental (en adelante, la Asociación) es una entidad de derecho privado cuyos orígenes se remontan a 1918, y que se constituyó con el objeto de promover e impulsar el incipiente tejido industrial de nuestra región en aquellas fechas.

En la actualidad, transcurridos más de noventa años, está integrada por más de 3.500 Ingenieros Industriales distribuidos en las cuatro provincias que abarca territorialmente la Asociación (Cádiz, Córdoba, Huelva y Sevilla). En 1993 se celebró el primer sesquicentenario de la Asociación, nuestros primeros 75 aňos de vida.

Durante la década de los aňos 50 del siglo pasado surgieron los Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales al amparo del R. Decreto de 9 de abril de 1949, y a partir de entonces fueron estas entidades de derecho público las que, en base a los subsiguientes desarrollos legislativos, tomaron la iniciativa en la defensa de la profesión y de los intereses de los ingenieros.

Esta circunstancia provocó el reenfoque del objetivo de las Asociaciones de Ingenieros Industriales que pasaron a reorientarse, como complemento de los Colegios y en estrecha colaboración con éstos, hacia la promoción de la ingeniería, la representación institucional y el desarrollo de actividades que fomenten las interrelaciones en el colectivo de compañeros. No obstante, esta situación se ha modificado en los últimos aňos de manera que las Asociaciones de Ingenieros, precisamente por su condición de entidades de carácter privado, están llamadas a jugar un rol determinante como garantes de la cualificación y acreditación profesional, tal como sucede en los países más industrializados de nuestro entorno. Por este motivo, el futuro de las Asociaciones es prometedor, supone un reto importantísimo en este nuevo marco al que nos enfrentamos, y ofrece también oportunidades para el mejor desempeňo de una profesión en que somos líderes mundiales en muchas de sus especialidades técnicas.

 

 

Misión

Las Asociaciones de Ingenieros Industriales son entidades de carácter privado y sin ánimo de lucro, que tienen como Misión contribuir al interés general de los ingenieros industriales.
El desempeño de los ingenieros industriales es esencial para impulsar el desarrollo, generar crecimiento económico y crear empleo.

La razón de ser de la Asociación Territorial de Ingenieros Industriales de Andalucía Occidental es la defensa de la ingeniería industrial, la promoción y el fomento de su imagen ante la sociedad, y la prestación de servicios a sus asociados, dirigidos a satisfacer sus necesidades de desarrollo humano, cultural y profesional, relacionadas con la ingeniería.

Esta misión debe ponerse en práctica en base a valores, proyectando la Asociación como punto de encuentro, espacio de convivencia e interrelación personal, promoviendo el diálogo, el debate y la transferencia de conocimiento sobre los asuntos que interesen a los ingenieros industriales y a la sociedad en general, entendiendo sus necesidades, ofreciendo alternativas, velando por el prestigio y los intereses generales de la ingeniería industrial, y estimulando la comunicación y la participación activa de todos.

Visión

Como entidad independiente, sin filiación política y sin ánimo de lucro, integrada por profesionales de la ingeniería con diversidad de ideas e inquietudes, la Asociación Territorial de Ingenieros Industriales de Andalucía Occidental es una entidad representante de los ingenieros tanto en lo profesional como en lo social, cuyo interés está centrado en obtener la confianza de la sociedad en la ingeniería industrial, proyectando a los ingenieros como una fuerza impulsora para el desarrollo económico y social.

 

Fines y principios de la Asociación

Estatutariamente, los fines y principios de la Asociación son los siguientes:
1) El desarrollo humano, cultural y profesional de los asociados.
2) El fomento de la imagen de la ingeniería industrial ante la sociedad.
3) La colaboración con los Colegios Oficiales de Ingenieros Industriales.
4) La integración en federaciones, confederaciones o cualquier otra forma asociativa, con otras personas jurídicas que no tengan carácter mercantil ni persigan lucro, cuyos fines sean coincidentes con los de la Asociación.
5) El establecimiento de contactos con organizaciones técnicas e industriales, españolas e internacionales.
6) La elaboración y el desarrollo de normas y recomendaciones conducentes a un mejor rendimiento y eficacia tecnológica con vistas a una mejora de la industria y de la economía nacional y regional.
7) La información y el asesoramiento a las Administraciones Públicas y a las entidades privadas en cuantos asuntos de carácter industrial, económico y técnico, sean de interés para Espaňa o específicos de su ámbito territorial.
8) La realización de labores socioculturales y científicas relacionadas con la ingeniería, tendente a favorecer los intereses generales.